Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Pizza Negra Vegana

Como veréis esta pizza tiene un aspecto bastante interesante gracias al color tan oscuro de su base, a la que le añadí un poco de carbón activo. Pero no hay por qué alarmarse, el sabor de esta pizza es excepcional y si no queréis añadirle este ingrediente podéis hacerla tal cual y os quedará igual de estupenda.

Me gusta mucho utilizar harina de espelta germinada porque es más digestiva que la de trigo y le da una textura muy buena a esta base de estilo napolitano: una masa más tierna y con los bordes más gorditos.

Esta receta además es 100 % vegana y seguro que les encantará a todos.    

Ingredientes:

  • 300 g de harina de espelta germinada de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • Una pizca de sal marina con algas de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • Una pizca de azúcar de caña de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • Tomate frito casero de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 1 cucharada de carbón activo
  • 1 cucharada de levadura seca de panadería.
  • 150 ml de agua tibia
  • ¼ de taza de aceite de oliva virgen extra
  • Alternativa vegana estilo “cheddar” (recomiendo Violife)
  • Alternativa vegana para pizza (recomiendo Violife).
  • Hojas de espinaca “baby”
  • Tofu ahumado, cortado en lonchas
  • Orégano
  • Rúcula

Preparación:

En un cuenco pequeño diluimos la levadura seca con 50 ml del agua tibia (reservamos el resto del agua para después) y el azúcar; lo dejamos reposar durante unos 10 minutos. Transcurrido este tiempo veremos que la mezcla está espumosa y más espesa.

En un bol grande mezclamos la harina de espelta, el carbón activo y la sal con unas varillas de mano. Añadimos la mezcla de levadura anterior, el aceite de oliva y el resto del agua.

Amasamos a mano hasta obtener una masa homogénea y elástica. Si lo preferimos podemos utilizar un robot amasador pero es una masa que se trabaja bastante bien a mano. Le damos forma de bola a la masa y la dejamos reposar dentro de un bol grande tapado con un trapo húmedo, en un lugar templado y alejado de corrientes de aire.

Dejamos que la masa fermente y doble su volumen durante 1 hora y media aproximadamente.

Precalentamos el horno a 190º C y forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado.

Estiramos la masa sobre una superficie lisa y ligeramente enharinada, le damos forma circular estirando desde el centro hacia los bordes para que la masa quede estilo napolitano: fina en el centro pero con los bordes altos.

Cubrimos la base con el tomate frito y espolvoreamos una cantidad generosa de orégano. Distribuimos el queso vegano estilo mozzarella por toda la superficie excepto los bordes, añadimos las espinacas, las lonchas de tofu ahumado y la alternativa vegana  cheddar. También podemos añadir un extra de orégano.

Horneamos durante unos 15 minutos y finalmente decoramos con las hojas de rúcula y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. En mi caso añadí una pizca de ajo en polvo y levadura nutricional de El Granero Integral.

 

Autora de la receta: Cinnamon Girl | Blogger de cocina | @cinnamongirlbcn en Facebook | @cinnamongirlbcn en Instagram | @cinnamongirlbcn en Twitter | Blog: http://www.cinnamongirldelights.blogspot.com.es/

La información contenida en esta web tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista. Es importante seguir una dieta variada y un estilo de vida saludable.

 

Suscríbete a nuestra newsletter Y no te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter