Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mini panecillos con germen de trigo para San Valentín

Estos mini panecillos con germen de trigo son ideales para San Valentín o cualquier otro día que quieras demostrar tu amor. 

Puedes colocar tus toppings favoritos como crema de chocolate,  plátano, fresas o incluso alternativa vegana al queso.

 

Ingredientes

Para la receta

1 taza de agua templada.

2 cucharaditas de levadura seca de panadería.

2 cucharadas de sirope de ágave bio El Granero.

2 ½ tazas de harina de trigo bio El Granero.

½ taza de germen de trigo bio El Granero.

1 cucharadita de sal rosa del Himalaya El Granero.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Para la decoración

Alternativa vegana al queso crema.

Crema untable de chocolate negro.

Fresas.

Plátano.

Paso a paso de la receta

En un cuenco pequeño mezclamos el agua templada con la levadura y el sirope de ágave. Dejamos reposar unos 5 minutos aproximadamente para activar la levadura, transcurrido ese tiempo veremos que la mezcla ha aumentado de tamaño y es espumosa.

En el bol de nuestra amasadora (provista del accesorio gancho amasador) colocamos la harina de trigo, el germen de trigo y la sal; mezclamos un poco y agregamos el aceite de oliva y la mezcla de levadura anterior. Amasamos hasta que la masa se vea elástica y lisa. Para conseguir la consistencia ideal tendremos que ir añadiendo pequeñas cantidades de harina hasta que la masa no se pegue demasiado en las manos.

Trasladamos la mezcla a una superficie enharinada, terminamos de darle forma de bola con nuestras manos y la colocamos dentro de un bol grande cubierto con film de cocina o trapo húmedo. Dejamos reposar la masa en un ambiente cálido durante 1 ½ horas.

Transcurrido ese tiempo volvemos a trasladar la masa a nuestra mesa de trabajo (añadiendo harina para que no se pegue) y dividimos en pequeñas piezas, entre 8 y 10 bollitos dependiendo del tamaño deseado.

Les damos forma de bola y los pasamos a unas bandejas de horno forradas con papel sulfurizado. Dejamos que los bollitos reposen durante 30 minutos en un ambiente cálido y alejado de corrientes de aire.

Precalentamos el horno a 200 ºC y finalmente horneamos nuestros panecillos durante 15 minutos, hasta que adquieran un tono marrón dorado.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y servimos al día siguiente para disfrutar de un maravilloso desayuno casero especial San Valentín con los toppings sugeridos. 

Receta y fotografías de Gemma @cinnamongirlbcn.

Suscríbete a nuestra newsletter Y no te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter