Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Dile adiós al estrés de forma natural con Rhodiola

Durante las navidades, los nervios y la paciencia de muchas personas se ponen a prueba por los frecuentes compromisos familiares y otras obligaciones sociales que no siempre son de nuestro agrado. Luego damos paso al año nuevo, una época generalmente también problemática a nivel laboral y estudiantil: cierres contables, preparación de memorias, documentaciones, los exámenes a la vuelta de la esquina… Y para concluir, la temida “cuesta de enero”, en la que, tras haber gastado sin mirar demasiado nuestro bolsillo, pasamos por una cierta angustia al disponer de menos efectivo para nuestras compras y el mes se nos hace cuesta arriba.

Si has caído en las garras del estrés, si las preocupaciones cotidianas te consumen y te sientes alterado hasta tal punto que tienes problemas para conciliar el sueño o al contrario, tus niveles de energía están bajo mínimos y levantarte de la cama cada día te supone un enorme esfuerzo, una buena ayuda natural puedes encontarla en la Rhodiola (Rhodiola Rosea). La rhodiola es una planta que crece en lugares de gran altitud de Siberia y del norte de Europa, donde se la utiliza desde hace cientos de años:

  • Por sus efectos anti-estrés
  • Como tónico reconstituyente por su capacidad de estimular la fuerza y la resistencia física.
  • Por su capacidad para proteger al organismo de los efectos de las bajas temperaturas, así que nos irá de maravilla para soportar las bajas temperaturas de estos meses de invierno

Las propiedades de la rhodiola permiten clasificarla en la categoría de plantas adaptógenas, tal y como las definió en 1947 el Dr. Nicolai Lazarev. Estás plantas ayudan a regular nuestras respuestas inmune, fisiológica y neurológica frente al estrés, permitiéndonos adaptarnos no sólo a duras condiciones ambientales o situaciones meteorológicas extremas, sino que también nos permiten adaptarnos mental y emocionalmente a situaciones personales y sociales complicadas.

Una de las grandes ventajas de los adaptógenos es son respetuosos con el organismo, sin alterar su funcionamiento normal y lo que es muy importante, sin crear hábito.

La rhodiola es una de las plantas adaptógenas mejor consideradas por sus propiedades y efectividad. Estos son una breve muestra de los muchos efectos beneficiosos que puede tener en nuestro organismo:

  1. Aumenta la energía y la resistencia física: la rhodiola aumenta la capacidad de transporte de oxígeno de nuestros glóbulos rojos, por lo que es particularmente eficaz para aumentar la energía, la vitalidad y la resistencia durante los momentos de estrés. Como la mayoría de nosotros no respiramos correctamente cuando estamos en un estado de pánico, angustia o durante un esfuerzo físico, la rhodiola puede compensar el aumento de dióxido de carbono y ácido láctico y la disminución de oxígeno que se produce, lo que nos hacer sentir más fuertes y más tranquilos incluso cuando nuestra vida nos parece una locura. Además este efecto es muy positivo para las mujeres que padecen anemia leve, así como para las personas ancianas que por lo general tienen bajos niveles de energía.
  2. Reduce la sensación de estrés y aumenta el bienestar: la rhodiola
    tiene un efecto calmante en nuestro cuerpo y en nuestro estado mental debido a su capacidad para reducir el cortisol, sustancia también conocido como la hormona del estrés. El cortisol es la hormona que liberan las glándulas suprarrenales de una manera cíclica durante el día y cuyo nivel se incrementa durante épocas de estrés . El exceso de cortisol tiene efectos poco deseables: reduce la respuesta al azúcar en la sangre, aumenta la acumulación de grasa abdominal, disminuye la memoria y también provoca un funcionamiento deficiente del sistema inmunológico. La rhodiola actúa reduciendo los niveles de cortisol y equilibrando el sistema endocrino, lo que se traduce en mayores
    niveles de energía, mayor resistencia a las enfermedades (estimula el sistema inmunológico) y una mejor respuesta a la insulina.
    Todo esto nos ayuda también en casos de trastornos alimenticios, como los atracones, ya que a menudo están relacionados con un exceso de cortisol.
  3. Estimula la concentración mental. La rhodiola aumenta la sensibilidad hormonal a la dopamina y la serotonina, sustancias relacionadas con memoria
  4. Ayuda a quemar grasa abdominal. La rhodiola no solo reduce cantidad de cortisol y azúcar en la sangre, sino que también activa una enzima llamada lipasa sensible a las hormonas, una sustancia que permite al organismo acceder y utilizar la grasa almacenada en las células abdominales, por supuesto acompañada de dieta sana y ejercicio.   Por todas estas características la rhodiola es una planta especialmente indicada para personas que están en una situación de depresión moderada o bien se sienten angustiadas debido a dificultades personales o laborales (divorcios, pérdida de empleo, puntas de trabajo…), ya que esta planta mejora la sensación de bienestar, el estado psíquico y potencia el rendimiento intelectual. Personas que necesitan estimular su capacidad de concentración, como estudiantes, deportistas de élite, conductores, etc.

Autora: Sonia Moreno | Terapeuta Holística

La información contenida en esta web tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista. Es importante seguir una dieta variada y un estilo de vida saludable.

Suscríbete a nuestra newsletter Y no te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter