Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Descubre el mindful eating

¿Conoces el concepto de mindfulness? De esta consciencia plena de lo que estamos haciendo, surge el concepto del Mindful Eating, “alimentación consciente” o mejor dicho “nutrición con conciencia plena”.

Alimentarnos y nutrirnos no significan lo mismo. Nutrirnos va mucho más allá del simple hecho de ingerir alimentos para sobrevivir. Es un proceso biológico mediante el cual, el cuerpo adquiere los micro y macronutrientes que necesita para que nuestro organismo funcione a la perfección.

Mindful eating, además de ser una tendencia, debemos aclarar que no es una dieta sino un estilo de vida. No solo se trata de ser conscientes de lo que comemos y estar realmente presentes en el momento en el que lo hacemos, sino que se extiende incluso a antes y después de las comidas. Cómo las preparamos, la elección de los alimentos al hacer la compra, nuestro estado de ánimo al cocinar o comer (antes y después), saber que le sienta mejor a nuestro cuerpo, disfrutar del momento presente y reconocer el momento de saciedad.

El Mindful eating consiste en comer para vivir y no vivir para comer:

  • Comer y ser consciente de nuestras emociones y sensaciones.
  • Al hacer la compra, preferiblemente debemos buscar alimentos frescos, orgánicos, que nos nutran y que apoyen la sostenibilidad del planeta.
  • Al momento de cocinar estos alimentos, es mejor hacerlo cuando estamos de buen humor, disfrutando el momento y haciéndolo con amor.
  • Elaborar platos intuitivamente, combinando alimentos que nos aporten micro y macro nutrientes necesarios para nuestro organismo.
  • Al comer, lo más recomendable es hacerlo sentados a la mesa, en una silla cómoda, sin prisas. Dejando de lado el móvil o cualquier otro objeto que pueda distraernos para poder disfrutar plenamente de nuestra comida.
  • Masticar bien los alimentos, así tendremos digestiones más ligeras.
  • Respirar tranquilamente entre bocados.
  • Debemos evitar comer cuando estamos ansiosos o tensos.
  • Comer es un placer, y debemos disfrutar de este momento, prestar atención a los sabores, texturas y como le sientan a nuestro organismo.
  • Comer de forma equilibrada, hasta sentirnos saciados.
  • Si sobra comida no debemos sentirnos culpables de no terminar todo el plato. Nuestro cuerpo es sabio y debemos prestar atención para saber en qué momento parar, así evitaremos sentir pesadez o hinchazón.
  • La comida que sobra podemos dejarla para otro momento, no es necesario tirarla.
  • Mejor si compartimos el momento de comer con amigos y familiares, disfrutando de una conversación agradable.

Practicar Mindful eating mejora nuestro humor, reduce los picoteos y comida que no nos conviene. Nos ayuda a controlar el estrés e incrementa el placer de comer. ¿Te animas a probarlo?

 

La información contenida en esta web tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista. Es importante seguir una dieta variada y un estilo de vida saludable.

Suscríbete a nuestra newsletter Y no te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter